Focus_EW_1

«Focus» (Maestros de la estafa): dos tramposos a la orden

Tiempo de lectura: 5 minutos

Focus_EW_1

Con la nueva película de Glenn Ficarra y John Requa (mismos responsables de «I love you Philip Morris» y «Crazy Stupid Love») estamos ante la típica historia en la que nada ni nadie es lo que parece. Protagonizada por Will Smith y junto a la ascendente Margot Robbie («The Wolf of Wall Street»), ambos son personas que nunca terminan de mostrarse como son. Llamalos profesionales, mentirosos, sensibles, tramposos… Pero además son enamoradizos, pasan por diferentes etapas sin que uno pueda estar certero de quiénes son y cómo se sienten realmente.

Filmada en diferentes partes del mundo, incluyendo Buenos Aires, el film se divide en varias partes. Ahí yace el primer gran conflicto, en esta segmentización. Si bien comienza como una película entretenida, aunque predecible, cuando promedia el metraje comienza a exponer un conjunto de relatos de trucos y estafas varias, con la idea de impactar a la audiencia a través del descubrimiento de un mundo al que no tenemos acceso corriente.

Pero aún así, no funciona como es debido ya que tienen poco peso en la historia en sí y quedan como datos de color.

La cuestión central es que no se desarrolla un conflicto importante, al menos el que se supone que llevará la película adelante. Sí, la relación entre sus dos protagonistas importa (digamos), las idas y las vueltas, están ahí, pero nos lleva mucho tiempo entender a dónde nos quiere llevar el film.

Focus_EW_2

Ya en Buenos Aires, y sumándose Rodrigo Santoro a la toupe, éste destino empieza a aflorar con algunos matices.

Claro, a esta altura lo mejor de la película quedó atrás (y no nos dimos cuenta), algunas escenas aceptables y sobre todo bien musicalizadas, provocando que quizás lo más interesante se suceda en una secuencia en medio de un partido de fútbol americano en el que suenan los Rolling Stones y luego The Stooges (Dame peligro, pequeño extraño canta Iggy Pop) para volver a los primeros y terminar con un chiste referido a “Sympathy for the devil”…Poco.

La química entre Robbie y Smith no termina nunca de aflorar y éste último no hace más que confirmar el pequeño problema que tengo con él: parece tener severas limitaciones técnicas, no sabe generar ni expresar emociones, no importa cuánto lo intente… Sí, tendrá carisma pero a mi en lo personal no me alcanza para llamar la atención. De Robbie no se espera mucho más que lo que entra por los ojos pero debo decir que sabe desenvolverse en pantalla.

Focus_EW_3

A la larga, «Focus» es una película que sirve como mero entretenimiento descriptivo de un mundo de marginales, extraño para el espectador común y no mucho más. Es predecible en varios de sus muchos giros aunque le reconocemos que es simpática por momentos. Si bien cumple con los requisitos básicos (haciendo todas las salvedades ya expuestas), no aporta nada al subgénero de películas de estafadores y ese es su falencia a la que atender.

Anexo de crítica por Rolando Gallego

Hay algo de los estafadores que sigue generando la posibilidad de historias y narraciones. Son múltiples las oportunidades en las que la pantalla grande ha llevado historias de timadores e incautos hasta el extremo.

No se que es lo que mas nos atrae, si su posibilidad de transformación inmediata (de un estado A a uno B luego de la trampa) o la capacidad para ingeniar todo el tiempo nuevos planes y estrategias.

En el caso de «Focus» (USA, 2015) de Glen Ficarra y John Requa, la empatía y atracción hacia su personaje principal, interpretado por Will Smith, es inmediata. Smith sabe y conoce su carisma, como así también hasta donde puede llegar a utilizarlo para conseguir su objetivo, y si bien hasta la fecha y luego de la explosión de su carrera, venia haciendo agua, interpretando a Nicky Spurgeon entra nuevamente en las ligas mayores con un guión justo a su medida.

Focus_EW_4

En «Focus» conoceremos a Nicky y a la bella Jess Barret (Margot Robbie) justo en un momento clave de la estafa: el descubrimiento. Pero pese a esto (ella iba a timarlo con una de las trampas mas viejas del mundo) el acepta incluirla en un plan magnánimo que hará de la temporada de juegos un botín de mas de seis cifras.

Juntos harán del incauto una posibilidad de enriquecimiento, pero cuando entre ambos surge algo más grande que esa relación profesional todo se complica.

Desengaño mediante los protagonistas se encuentran tiempo después en Buenos Aires (mostrada como una de las ciudades mas cosmopolitas del mundo) y con el mundo de la formula 1 de escenario. Nicky intentara llevar a cabo un plan en el que el pez gordo será el líder de una escuadra automovilística (Rodrigo Santoro) que caerá rendido ante la verborragia de él. Pero algo que no tenía planeado cambiara el camino del personaje de Smith.

«Focus» es un filme elegante y cosmopolita, lleno de mujeres bellas y hombres cool que se desviven por despellejarse vivos y avasallar al otro a pesar de los sentimientos, porque justamente no hay lugar para estos en el mundo de la estafa.

Focus_EW_5

En cada paso y acción que dan hay un estudio milimétrico del otro y de como este sin saberlo será despojado de todo.

La dirección de cámaras privilegia los planos amplios y estilizados para los lugares abiertos de la acción, mientras que selecciona los detalles y primerísimos primeros planos para cuando el estafador entra en juego.

La música también juega un papel preponderante en la película, enfatizando con temas sugestivos cada momento de la historia (atentos a la escena en la que Jess camina por Buenos Aires al ritmo de “Corazón de Piedra: Te Amo” de Alejandro Medina).

Will Smith y Margot Robbie se sacan chispas en una película que apuesta al humor y a no
tomarse en serio como estrategia discursiva.

El resto del elenco (Adrian Martinez, Gerald McRaney) gira en torno a ellos con papeles estereotipados que solo suman mas divertimento a una película que además intenta encontrar siempre el camino para mantener en suspenso al espectador, a pesar que por momentos pierde la dirección disparada por sus premisas.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter