hard_1_ew

«Hardcore: misión extrema»: ¿y dónde está mi joystick?

Tiempo de lectura: 4 minutos

hard_1_ew

Los videojuegos en primera persona están de moda desde ya hace más de dos décadas. Más, los «first persons shooters» están sólidamente instalados en el mercado y tienen una audiencia que los eligen invariablemente por sobre otros subgéneros dentro de ese mundo.

Cientos de estos proyectos salen para consolas y PC en cantidades masivas para satisfacer una demanda increíble de gamers ávidos por tirotearse como si ellos fueran protagonistas de esa acción, desde una perspectiva bastante real. Pero claro, el negocio necesita expandirse.

Vamos por el cine.

Este tipo de propuestas van convocando inversores de todas partes del mundo, y así llegamos a conocer este producto, bastante singular que abre (quizás) el paso a un nuevo género cinematográfico (¿No será mucho dcir?)….Es ésta es una producción rusa-americana (en realidad, la captó STX Enterteinment luego de Toronto, donde fue un hit su presentación), donde la tecnología y el desarrollo técnico (que era el mayor desafío a priori) son la «vedette» del film, dejando de lado la consideración sobre los valores reales, en cuanto a guión, actuaciones y otros rubros como la banda sonora y demás.

hard_2_ew

¿Debemos saludar la innovación bajo esas mismas reglas o sólo la tomamos como una película y la analizamos con el rigor que merecen nuestros juicios de valor corrientes?

Me inclino por respetar la primera de estas afirmaciones. «Hardcore Henry» fue rodada con una cámara GoPro 3 y una máscara especial POV diseñada por Sergey Valyaev junto a un sistema de estabilización vía imán (difícil de explicar en pocas palabras) pensado por el director de fotografia de la peli, Vsevolod Kaptur. Ellos han logrado generar una percepción de movimiento de cabeza, absolutamente natural, central para el tipo de cinta que proponen.

Porque sí, el público objetivo que podría acercarse a sala ya sabe que viene a buscar si entra a sala a ver «Hardcore Henry»… No estaríamos buscando calidad en ella, sino la experiencia de “estar” dentro de la perspectiva del protagonista, en una clásica cinta de acción liviana que remite a mafias, ciborgs y persecuciones de distintos tipos en territorio hostil.

El proyecto original nació como la extensión de un corto realizado anteriormente por el director ruso (quien hacía productos parecidos para una banda indie propia) y luego, con un modesto financiamiento, se lanzó a la aventura de rodar una historia en largo, completa. El film es extenso, y costoso desde la visión para los que no son jugadores, hora y treinta y cinco hasta me parece un exceso teniendo en cuenta lo que ofrece en cuanto a sustento y sorpresa. Poca.

hard_3_ew

La trama es la de un hombre que despierta después de la muerte, (o algo así), traído por su esposa, la curvilínea (Haley Bennett) quien en pocos minutos le explica algo de lo que le sucedió. Sin dar respiro, una crew de criminales irrumpe en el lugar y secuestra a la mujer: Henry (que sí sabemos quien es) debe entonces descubrir que o quien es, en esta nueva realidad, y recuperar a su amada.

Para eso, contará con algún amigo ocasional (Jimmy, el británico, jugado por Sharlto Copley) y muchas armas y poder de fuego para enfrentar hordas de enemigos en la siempre fría Moscú.

Nota especial para una breve participación de Tim Roth como el padre del protagonista: ¿te está alcanzando para pagar el alquiler? Un cast ruso, inexpresivo acompaña este descalabro de historia que desde el principio, te das cuenta que es una triste excusa para poner en valor los shooter de primera persona.

A ver, ¿Es una idea original? Lo es. ¿Hay acción a raudales? La hay, sin dudas. Es más, sólo hay eso, segmentos de misiones unidas por una breve explicación de un atisbo de trama. ¿Es difícil de ver para quien no está familiarizado con este tipo de juegos? Depende. A mi pasado un rato, la cuestión me aburrió. Pero los adolescentes en sala estaban fascinados.

¿Es una nueva oportunidad para el género de acción? Tal vez. Es prematuro decirlo. Son películas baratas (y ojo que los stunt son de primerísima línea) y si el marketing hace bien lo suyo, son muy rentables (esta costó 2 millones y lleva recaudado 11 global a tres semanas de su llegada a salas internacionales)… Habría que ver. Sí me doy cuenta que lo fuerte de la experiencia es vivirla en el cine. No importa que sistema tengas en tu casa, si querés este tipo de inmersión, aquí hay algo para ofrecerte. Sólo para fans, eso si.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter