into_1_ew

«Into the woods» (En el bosque): Los cuentos de hadas ya no son lo que eran!

Tiempo de lectura: 4 minutos

into_1_ew

Nuevamente para la época de las Oscarizables, llega un título inspirado en una obra de Broadway. Algo probado, que funcionó bien desde su salida en 1987 y que Rob Marshall, especialista en la materia («Chicago», ganador del premio de la Academia), eligió para ofrecerle a Disney, que aceptó gustosa. Nadie mejor que ellos para desestructurar esa tradicional posición detrás de los clásicos en esta etapa de renovación de la compañía.

Hay que reconocer que parte de una idea original, simpática pero sombría sobre una serie de clásicas historias infantiles recreadas de una manera distinta. Unica? Seguramente. No del todo lograda pero que llama la atención de aquellos que no están familiarizados con el musical.

¿De qué va «En el bosque»? Digamos que parte de los cuentos de hadas de los Hermanos Grimm instalando la acción en el mismo campo de acción.

into_2_ew

Hay una bruja (Meryl Steep) quien hace un ofrecimiento a un matrimonio de panaderos (James Corden y Emily Blunt) para tentarlos con un embrujo que embarace a la mujer.

Ellos no tienen hijos y escuchan la propuesta, que implica conseguir una serie de objetos de varios personajes muy conocidos (Cenicienta-Anna Kendrick; Caperucita-Lilla Crawford; Jack -Daniel Huttlestone; Rapunzel-Mackenzie Mauzy) y entregarlos antes de los tres próximos días.

Ellos (los personajes originales) viven su camino, de manera similar a los cuentos de los que provienen, pero la interacción con la pareja va a modificar algunas cosas, ofreciendo ciertos giros entre divertidos y lúgubres que se producen entre canción y canción. Porque como ya anticiparon, la trama avanza, y las canciones también.

into_3_ew

Es bueno saber que los chicos que van a sala a verla, tengan en claro que hay una gran cantidad de hits en inglés y los mismos no estarán interpretados en castellano. Aunque podrán leer dicho subtitulado, desde ya. La película es un musical simple cuya mayor fortaleza es el crossover de historias. No la música (perdón por decirlo, pero es una impresión estrictamente personal), sino la manera en que va entrelazando a los diferentes personajes.

Hay algunos roles destacados (el de Chris Pine, arriesgo), otros deslucidos (Johnny Depp, sin dudas) pero nada fuera de lo común. Las actuaciones son las esperables para este nivel de producción (y un poco debajo también) y el film, se extiende un poco más de lo esperable, en todo sentido.

«Into the woods» ofrece un rato largo de canciones en un ambiente oscuro pero conocido a la luz de los relatos que poblaron nuestra infancia. Es una rareza. Sólo por esa razón, le daría la derecha a este musical. Aceptable, con lo justo.

Anexo de crítica por Patricia Relats

Soy la freak de los musicales, no me molestan las parodias ni la intertextualidad. Pero hay límites. Desde ya hace unos años, nos vamos encontrando cada vez más seguido con historias “refritas”: “El inicio”, “La versión 2000”, “El homenaje”, “tal personaje cómo sería hoy”, que han llevado a estas películas en las que se citan a todas las previas pero cada vez aportando menos. Así nos encontramos con personajes bidimensionales y los giros de historia más planos que hay.

Into_the_woods_EW_12

Este es el cuento que une a todos los cuentos. Está Caperucita Roja, Rapunzel, Cenicienta, Jack y sus habichuelas mágicas y, claro, lo que casi todos estos relatos tienen en común: la malvada bruja. En este desfile de personajes, lo que se remarca es que todos viven en el mismo punto geográfico (sí, todo esto pasa en una sola aldea) y que todos saben cantar. Más allá de algún que otro número que es interesante como el de la bruja frente a Rapunzel o el de los dos príncipes que te saca varias carcajadas, el resto de la película es realmente un suplicio.

Into_the_woods_EW_11

El elenco incluye a Chris Pine como el Príncipe Encantador, Anna Kendrick como una Cenicienta muy poco interesada en el príncipe y muy interesada en limpiar y llorar a su madre, Meryl Streep como la bruja del bosque (a veces buena, a veces mala), Emily Blunt es la mujer del panadero (sí, esa es la ÚNICA gracia del personaje) y unos cuantos secundarios ya viejos conocidos de los musicales en cine en general. Pero el problema no es que todos convivan cual si se tratara de “Once upon a time”, sino que los personajes no desarrollen ninguna de sus posibilidades frente a la situación que se plantea ni ninguna vuelta de tuerca como corresponde.

Como tiene sentido siendo de Disney: la estética, el vestuario y los arreglos musicales son realmente impecables. Hacen una búsqueda vintage en cuanto a los efectos que queda simpática. El argumento, parece un boceto. Lo único positivo es verla a Meryl que como siempre es una lección de actuación.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter