Invasion_Panama_EW_1

«Invasión»: el poder de la memoria colectiva

Tiempo de lectura: 3 minutos

Invasion_Panama_EW_1

No es un documental más, «Invasión» de Abner Benaim, no. El año pasado fue elegida por su país para que los represente como candidata al Oscar siendo la primera vez en la historia fílmica de Panamá que se postula un largo para tal competencia. Llega a la Argentina, por haber sido una coproducción y hay que apreciarla de acuerdo a la dimensión de su investigación.

«Invasión» presenta testimonios que intentan delinear el perfil de la invasión americana al hermano país en diciembre de 1989. Lo primero que hay que decir es que las palabras impactan en el espectador desde el minuto uno. Benaim selecciona relatos que van componiendo fuertes imágenes sobre ese momento histórico y elige dejar de lado el material de archivo gráfico y apelar a la memoria colectiva de su pueblo para esa reconstrucción.

La dictadura del General Manuel Noriega no era cómoda para el pueblo panameño.Pero tampoco lo fue, vivir su remoción a mano de las fuerzas extranjeras. Más, siendo como expresan los historiadores, una traición americana ejecutada contra alguien que ellos mismos habían avalado en ese lugar.

Benaim no se queda sólo con las palabras sino que interviene y propone, pregunta y se anima a recrear esos recuerdos, apelando a la memoria individual y buscando caracterizarla como colectiva.

Invasin_Panama_EW_2

Ahí está la visión del director, eligiendo que esa memoria cobre forma física, expresión que hace aflorar no sólo la percepción formal sino que genera la intervención de la emotividad, componiendo un cuadro potente.

Dijimos que hay muchas expresiones (más de 40), y dentro de ese crisol de testimonios, hay algunos singulares como los de Roberto «Mano de Piedra» Durán (quien cuenta una curiosa anécdota en la que fue acusado de que él tenía a Noriega escondido en su casa) y Rubén Blades (con su caracterización del dolor que no sale, ni cicatriza).

Invasion_Panama_EW_3

Las entrevistas son fuertes (el tema de la remoción de cadáveres por máquinas para que internacionalmente no se conozcan los excesos del ataque, impacta), las discusiones que propone (en algunos casos, espontáneas como la charla a las afueras del hotel entre las dos empleadas y el transeunte común) también.

Todo lo que se escucha y ve, conmueve. Pasa que la invasión dividió las aguas. Y más allá de que esta Panamá no es la que era, lo cierto es que ese debate como sociedad, parece que tiene tela para cortar. Benaim encuentra esa veta y la abre, proponiendo que estas impresiones, se compartan, vayan, vuelvan, se relacionen. Genera fricción, esclarece, lacera.

El tema es apasionante (una postal de los temas latinoamericanos en esos años) y la realización del documental es honesta y creativa. La variedad de recursos redondea un doc interesante que no podés soslayar si te interesa la historia moderna de los pueblos al Sur del Río Grande. Realmente muy bueno.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter