«Jalouse» (Algo celosa) : Nadie me quiere

Tiempo de lectura: 4 minutos

Me declaro abiertamente fan de David Foenkinos: una pluma clara e inteligente de la nueva literatura francesa. Fresca, novedosa, liviana en su estilo pero profunda tanto en los temas que trata como en su manera de abordarlos, cualquiera de sus novelas nos permite vernos reflejados en temas de pareja, amores, conflictos y vínculos.

Sin caer en ningún tipo de pretensiones ni discursos inflados intelectualmente, sus textos, por el contrario, son directos y están cargados de humor, de una sutil ironía que él sabe manejar más que hábilmente y que sorprende al lector por la claridad con la que puede retratar y pasar su fino bisturí diseccionando el universo de los “cuarentones” y porque no decirlo, también de los que han pasado o están cerca de los cincuenta.

La riqueza de sus personajes y lo cinematográfico de sus historias (que permiten que a medida que uno vaya leyendo, pueda pensarse indudablemente en estar viendo una película) hacían suponer que las adaptaciones cinematográficas no iban a hacerse esperar.

Su primer éxito editorial, “La delicadeza”, tuvo, lamentablemente, su adaptación a la pantalla grande con una fallida elección de su protagonista femenina: Audrey Tautou no logra dar con el alma de Nathalie -la reciente viuda que cae enamorada cuando menos se lo espera de su compañero de trabajo- sino que repite una vez más los mohines de su consagratorio papel de Amelie Poulain.

Posteriormente, la adaptación de sus novelas “Los Recuerdos / Les souvenirs” y “Estoy mucho mejor / Je vais mieux” tuvo mucha mejor suerte en manos de otros directores que captaron su universo, incluso mejor que el propio autor. Ahora es el turno de “ALGO CELOSA / Jalouse” en donde Foenkinos no solamente escribe un guion original para el cine por primera vez, sin que sea la adaptación de ninguno de sus textos, sino que asume una vez más el rol de director junto con su hermano Stéphane.

En este caso, “ALGO CELOSA” es la historia de Nathalie, una profesora de francés que está atravesando la crisis de los ´50.

Ella percibe que a todo el mundo le va muchísimo mejor que a ella: su ex marido tiene una nueva pareja estable con la que su hija está perfectamente integrada, a la nueva profesora del Liceo todos los alumnos parecen quererla muchísimo más y aporta ideas novedosas en las áreas que antes parecían ser el privilegio de Nathalie, su hija es notablemente exitosa en su carrera dentro de la danza clásica y hasta sus nuevos vecinos parecen rebozar de felicidad mientras nuestra heroína … explota de envidia!

Ella, parece no asumirlo, pero estas situaciones la hacen rabiar de celos y despiertan en ella una personalidad oscura, compleja e inestable y la empujan hasta límites que ella misma creía imposibles. Todo va en un vertiginoso “in crescendo” hasta que llega un punto en que sus decisiones, tomadas un poco por pulsión, otro poco por envidia, le hagan daño a su propia hija y la llamen irremediablemente a la reflexión y le planteen la necesidad de un urgente cambio en su vida.

“ALGO CELOSA” se emparenta de esta forma, con otra reciente comedia francesa protagonizada por Agnes Jaoui, “50 Primaveras” por su mirada inteligente, honesta, directa y veraz al tratar las tribulaciones de una mujer que debe lidiar con la familia, el éxito profesional, su vida amorosa y su situación personal.

Pero lo más interesante es que Foenkinos, en esta oportunidad, logra plasmar en la pantalla su manera particular de ver las crisis y la problemática de la clase media, ese imposible equilibrio que uno intenta establecer en todas las áreas y la fragilidad de los proyectos personales ante la irrupción de sentimientos tan adversos como los que atraviesan a la protagonista.

El ritmo de comedia y los apuntes filosos de un mundo que Foenkinos sabe retratar brillantemente, encuentran en Karin Viard a la actriz idea para desplegar todas sus armas y enfrentar el tono de comedia (casi) desbordada, jugando sobre el límite y sin pasarse en ningún momento de registro e incluso, mostrando sus dotes de actriz completamente todo terreno.

Nueve veces nominada a los premios César más dos veces ganadora por sus trabajos en “Besa a quien quieras” y “La fuerza del corazón”, Viard también es recordada por su delicioso trabajo en la emotiva “La familia Belier”, la dureza de “Polisse”, en “Verano del ´79” de Julie Delpy, aquella esposa en “El empleo del tiempo” de Laurent Cantet o en “Potiche” a las órdenes de François Ozon.

Es imposible no caer rendido ante los encantos de una actriz como Viard, sin la cual “ALGO CELOSA” sería absolutamente otra película diferente. Brillando cada vez que aparece en pantalla, Viard tiene un ángel y le presta un alma a Nathalie, que la hace irresistible.

Aún con algunos momentos finales donde aparecen algunos discursos más impostados, la nueva comedia de Foenkinos se disfruta de principio a fin y además de ser burbujeante y entretenida, plantea un espacio de reflexión, sin dramatismos, pero con una gran capacidad de autocrítica, agudeza y un fino sentido del humor.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter