Kosteki_EW_1

«Maxi Kosteki, constructor de caminos»: la militancia recuerda… y homenajea

Tiempo de lectura: 3 minutos

Kosteki_EW_1

El 2002 fue un año central para la política argentina. Un grupo de trabajadores desocupados cortaron el Puente Pueyrredón, (época de creciente conflictividad social durante el gobierno de Eduardo Duhalde) el 26 de junio, en las inmediaciones de la estación Avellaneda, Provincia de Buenos Aires y los efectivos policiales, desalojaron a los activistas con violencia, en un raid alejado de todo racionalidad.

En ese exceso, fueron más allá y asesinaron a dos jóvenes militantes que participaban de esa manifestación. Ellos eran Maxi Kosteki (21) y Darío Santillán (22). Luego de la represión, y ante la gravedad de los hechos, el entonces presidente decidió convocar a elecciones y entregar el poder en los meses siguientes.

En este documental firmado por En Movimiento TV y el Movimiento Popular La Dignidad, se analiza la personalidad del jóven militante en su contexto (aquellos tremendos años de lucha y reconstrucción) y se presenta a Joel, quien tiene inquietudes parecidas a las de Maxi, volcadas hacia el arte en relación con el campo popular.

kosteki_3_Ew

Kosteki estudiaba el secundario con orientación artística y quería ingresar a la Facultad de Bellas Artes. Militaba en el Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) de Guernica y era un activista pleno, comprometido con la causa social.

Estaba entregado a la búsqueda de sus sueños, tanto, que unos días antes de su muerte había expuesto parte de sus obras, algunas de las cuales se conocieron tiempo después . Se cuenta que hacía muchas actividades para subsistir (era tiempos muy difíciles y la recesión hacía su juego) pero nunca dejaba de apreciar el valor de lo cotidiano.

La premisa del film es, como escuchamos en uno de los relatos, ponerle carnadura a alguien que hoy, es inspiración para la militancia bonaerense. El y Darío Santillán, así como la «masacre de Avellaneda», han sido objeto de muchos documentales a lo largo de este tiempo y todos ellos son miradas que aportan a la comprensión de ese proceso de «abandono social» que vivían los argentinos entre 2001 y 2002.

kosteki_4_ew

O sea, es cierto que la muerte de estos dos jóvenes a manos de las fuerzas de seguridad fue un crimen atroz, pero hay que leerlo como mucho más que eso: la clase política local había generado las condiciones para que ese acto (y muchos otros) pudieran ser llevados a cabo con relativa impunidad. Este registro trae esa reflexión y se apoya en detalles de la vida de Maxi para dotar de sentido a lo que pasó.

Hay mucho testimonio sobre cómo se atravesaban esos tiempos (el trabajo en los comedores, la organización para las movilizaciones, el adoctrinamiento político, etc) y dan bastante cuenta de cómo fueron los momentos previos al corte en el que perdiera la vida quien es el eje del relato.

Material que suma desde la memoria, realizado con medios modestos y mucha buena voluntad, «Maxi Kosteki, constructor de caminos» es un documental hecho por las fuerzas vivas de la militancia que busca dejar claro que no hay justicia sin memoria. Y en ese proceso, todavía hay mucho camino por recorrer.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter