«Skyfall»: Bond regresa homenajeando a su historia

Tiempo de lectura: 3 minutos

Es difìcil, pensaba mientras entraba a sala, ser objetivo con esta franquicia. Cumple 50 años. Está arraigada en el corazón del público y es ícono del cine de espionaje y acción a nivel global. Ha pasado por muchas manos, muchos productores, guionistas y actores de primer nivel. No es una saga más, Bond. Y «Skyfall» es un homenaje a ese espíritu del agente británico más famoso, recorriendo a través de guiños y personajes que abandonan o reingresan a la trama central, gran parte del camino recorrido.

 

 La temporalidad, funciona de manera sorprendente en este opus 23 del espía más longevo en la historia del cine. En este «Skyfall» conoceremos parte de la historia del protagonista desde su infancia, veremos como la estructura que lo contiene cambia y también seremos testigos de una reformulación del equipo en pos de la defensa de los intereses ingleses, de cara a enfrentar al terrorismo, flagelo de esta posmodernidaduerte de un puente herido bajo fuego propio, en la desesperación por detener al ladrón del documento.

Arrancamos con James (Daniel Craig, cada día mejor), en Turquía, se han robado una lista importante (aún sin desencriptar) de agentes encubiertos y hay que recuperarla a cualquier precio. La cabeza de M (Judi Dench) está en juego: se la responsabiliza por no poder conseguirla, así que presiona a sus agentes en campo para conseguirla, pero algo sale mal y 007, cae herido de muerte.

Una vez que él sale de la escena, entra a tallar lo político. Aparece Gareth (Ralph Finnes) para recordarle a la jefa del MI6 que va siendo hora de retirarse, visto y considerando que el asunto se le fue de las manos. M reacciona y decide enfrentarse a su momento cumbre como profesional: alguien intenta destruirla por razones personales y ella debe poder detenerlo.

Quién es el villano de turno? Silva (Javier Bardem), ex agente británico que se pasó de bando luego de una situación determinada (evitamos spoilers!) y que maneja muchos recursos. El quiere matar a M y ese es su objetivo primordial a lo largo de la trama.

Por otro lado, Bond regresa a la fuerza y se organiza con parte del nuevo staff para detener la amenza que se cierne sobre el MI6: el cuartel es atacado en pleno Londres…Estoy tentado de describirles cuantos personajes de estas últimas entregas dicen adiós, pero prefiero que los descubran por si sólos, hay interesantes apuntes y notas para el espectador corriente.

No contamos más. Si decir, la banda de sonido es excelente, las escenas de acción están justas y muy bien  filmadas. Sam Mendes (el prestigiosísimo director a cargo) le pone mucha oscuridad a su caracterización. Nos encanta como este Bond es todo cuerpo, conserva el ácido sentido del humor (aunque es un toque más cínico diría) y lleva adelante una historia de traiciones, objetivos tecnológicos y violencia a granel.

«Skyfall» debe ser de las mejores 5 películas de Bond en la historia. No tienen que perdersela.

 

 .

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter