taken3_1_ew

“Taken 3″(Búsqueda Implacable 3): Lo primero es la familia

Tiempo de lectura: 5 minutos

taken3_1_ew

Regresa el agente con más mala suerte después de John McClane y su capacidad para caer en el lugar menos indicado, en el momento menos indicado. Hablamos de Bryan Mills, personaje que ya es todo un emblema en el rostro de Liam Neeson con la saga iniciada en 2008.

Veamos, después de que su hija fuese secuestrada por una red de trata de blancas, que él y su entonces esposa Lenore fueran secuestrados por el padre de uno de los mafiosos muerto en la primer entrega ¿qué más le podía pasar? Se retiró de la fuerza y se separó de su mujer, podíamos suponer que lo esperaba una vida de tranquilidad, bueno no.

Durante los primeros veinte minutos de esta tercera entrega vemos que Bryan sigue siendo tan abnegado como siempre a su familia, pero desde un lugar más pasivo. Visita a su hija (a la que trata como a una nena y no sabe que está embarazada), juega al golf con sus ex compañeros, y escarcea con su ex mujer que parece no llevarse bien con su actual pareja.

taken3_2_ew

Pero como no estamos en un film que gira sobre los placeres de la vida en la tercera edad, esto dura poco y vemos como rápidamente le tienden una trampa. Lenore (Famke Janssen, divina como siempre) aparece muerta degollada en la cama de Bryan, y justo él cae en la escena del crimen convocado supuestamente por la propia mujer. De inmediato se convierte en el sospechoso número uno y se convertirá en blanco del FBI y los servicios de inteligencia, todo a cargo de Frank Dotzler, agente encarnado por Forest Whitaker.

Bryan deberá, huir de la policía, averiguar quién y cómo mató a Lenore, evitar que su hija no sea la próxima víctima, y por supuesto, vengarse de todos. Con menos acción que en las dos entregas anteriores, esta vez el acento vira más hacia una trama de suspenso tradicional, en la cual el hombre de familia es traicionado y debe proteger a los suyos.

Así, pese a lo que se podría intuir por la escena previa a los títulos, los villanos (rusos) aquí están mucho más desdibujados, depositando un mayor acento en los escapes de Bryan fuera de la ley.

taken3_3_ew

El agente encarnado por Withaker también pareciera haber necesitado de una mayor presencia en pantalla para transformarse en una contrafigura o en un co-equiper, lo mismo sucede con Stuart St John, nueva pareja de Lenore encarnado por Dougray Scott, importante para el desarrollo del argumento.

Más cerca de “Desconocido” que de los dos films previos de la saga, pero sin la intriga atrapante del film de Jaume Collet Serra, esta nueva película de Olivier Megaton luce algo deslucida sin por ello dejar de ser lo suficientemente entretenida. No hace falta aclararlo, si el film se mantiene en un nivel de interés es gracias a la presencia y porte de Neeson.

“Búsqueda Implacable” es la saga que le permitió al actor de “La Lista de Schlinder” y “Realmente amor” pegar un giro hacia el héroe de acción de apariencia mundana. Bryan Mills es él, y le alcanzan unas pocas líneas para despertar una sonrisa en el espectador y hacer de las escenas de acción cada vez más inverosímiles un verdadero deleite. El veterano agente es tan letal como inmutable pero a su vez es carismático y entrador, es imposible no estar de su lado y creerle todo lo que le pasa.

Con Luc Besson nuevamente como productor y co-guionista, «Búsqueda Implacable 3» se basa en asegurar el final de la historia. Aunque intenta nuevos caminos termina confluyendo en lo mismo.

No sorprenderá, no es la mejor de las tres (aunque tiene menos bajada de línea que la primera y es más concreta que la segunda). Digamos que es un film pensado para los seguidores de una franquicia, los cuales no saldrán defraudados, más aún cuando se les ofrece la posibilidad de que esto siga y siga como si los villanos no entendieran la regla básica que está de moda: “no se metan con la familia de Bryan”.

Anexo de Crítica por Rolando Gallego

A Bryan Mills (Liam Neeson) no lo quieren dejar en paz, y si en las primeras entregas de la exitosa “Búsqueda Implacable” su mujer (Famke Janssen) e hija (Maggie Grace) eran el motivo de su desdicha, en esta oportunidad será él mismo el que deberá sobrevivir a toda costa cuando lo implicarán en el asesinato de Loren (Janssen) y ser perseguido por el oficial Dotzler (Forest Whitaker) y su equipo.

En el fondo Mills está agotado de escapar, más aun cuando no puede superar la sorpresiva muerte de su ex, con quien a pesar de estar nuevamente en pareja con Stuart John (Dougray Scott), sigue manteniendo el interés en ella.

Oliver Megatone dirige plasmando de un ritmo vertiginoso a la historia, con la que Besson y compañía deciden cerrar la historia de Mills (¿lo cumpliran?) y deciden asumir algunos riesgos para evitar dejar todo librado al azar.

taken3_4_ew

El contraste entre el fugitivo y el equipo de policía, casi una búsqueda a ciegas y hecha por tontos, rápidamente es solventado con la aparición de un grupo de mafiosos rusos que le complicaran su huida.

Pero Mills no estará solo, y al acompañamiento de su hija, que también queda shockeada por el asesinato de su madre, se sumarán una serie de ex compañeros que le facilitarán el poder, desde la clandestinidad, descubrir la verdad. Hay mucho de varios filmes referentes del género dentro de la película, cuya estructura se asemeja a una mamushka con algunas sorpresas.

Para el caso, películas como «El fugitivo», la más notoria, pero también filmes más recientes como «3 días para matar», «Caminando entre tumbas» y hasta la propia trilogía que la precede, no evitan que «Búsqueda Implacable 3» (USA, 2014) encuentre su propio ritmo y narrativa que, aun no logrando superar a las precuelas, intenta afirmar su lugar en el mundo de las cintas de acción.

taken3_5_ew

Liam Neeson sigue confirmando su buen tino en el tono que le imprime a Mills, con su clásica voz grave y ronca y economía de gestos. Podemos afirmar que de un tiempo para acá su carrera se afirma como héroe de acción destronando a muchos que anteriormente tenían ese puesto.

Además, el actor compone su personaje con oficio y en el contrapunto con los oficiales solo puede destacar el que mantiene con Withaker, otro gran actor que logra en cada escena hacerle sombra a Neeson.

“Búsqueda implacable 3” es entretenimiento puro, cumple con sus premisas y expectativas y mantiene la tensión hasta la última escena, algo por estos tiempos no un dato menor. Mensaje para los productores; no descarten una secuela con Mills vengándose de Stuart.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter