«The Avengers» (Los Vengadores): El juego de las estrellas

Tiempo de lectura: 3 minutos

Muchas eran las expectativas que se habían generado en torno a The Avengers. Teniendo en cuenta que cada uno de sus personajes ya había tenido su presentación en su respectiva película ( y en el caso de Iron Man, una secuela), la incógnita era si iban a poder conjugar juntos, o si sólo nos esperaba un simple festival de efectos visuales y nada más que eso. Me alegra decirles que dichas expectativas han sido ampliamente superadas.

No exagero al decir que estamos ante el mejor film de superhéroes y tal vez el mejor exponente que el cine de acción ha dado en mucho tiempo. Joss Whedon ( con vasta experiencia en dirigir series de la Fox, como Buffy, Angel, Dollhouse y hasta Glee) nos trae 140 minutos de puro entretenimiento y del bueno, con impresionantes efectos y un correcto uso (no confundir uso con abuso) del 3D, siempre funcional y al servicio de la historia que se quiere contar. 


La misma, simple y sin complicaciones para que el espectador pueda disfrutar de lo que está dispuesto a ver, comienza cuando Loki (el hermano de Thor) hace su aparición en la agencia gubernamental SHIELD, destruyéndolo todo y apoderándose del Tesseract, un dispositivo fuente de energía que logra controlar y que le permitirá abrir un agujero de gusano capaz de traer una temible raza alienígina a destruir la tierra. Es por ello que Nick Fury (Samuel  L. Jackson), quien a cargo de la agencia ya ha venido reclutando a los superhéros en las anteriores películas de Marvel, decide contactarlos a todos para emprender una batalla de proporciones gigantescas. 

Del más que sólido guión que el propio Whedon escribió, su mayor acierto es no destacar a ningún personaje por sobre otro, dándole a cada uno de ellos su espacio para lucirse, tanto solos como en forma grupal. Robert Downey Jr., Chris Evans y Chris Hemsworth lucen impecables como los personajes que ya habían interpretado anteriormente ( Iron Man, Capitán América y Thor respectivamente).


Sin embargo, cuando pensamos que el gran error había sido suplantar a Edward Norton, hace su aparición un excelente Mark Rúffalo, entregándonos un brillante Banner/Hulk, capaz de hacernos olvidar a los anteriores y de regalarnos los momentos más graciosos del film (Para comprobarlo vasta ver en que circunstancias aparece Banner en plena Batalla, o cuando Hulk le dá una merecida lección a Loki).

Pero estos cuatro muchachos no están sólos, sinó que cuentan con la ayuda de Hawkeye (Jeremy Renner) y de Natasha Romanoff/Black Widow (Scarlet Johansson), de quien por momentos se abren algunas incógnitas sobre su pasado y no sería ninguna sorpresa que pronto tengamos a La Viuda negra como protagonista de su propio film.

Con una muy buena banda de sonido de Alan Silvestri, un trabajo de edición impecable y un ritmo que no decae absolutamente en ningún momento, «Los Vengadores» llegaron para quedarse. Y por más que cada uno va a continuar con su historia en sus respectivos films, vean la escena que está al finalizar los créditos. Tal vez haya Avengers para rato.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter