«This is 40» (Bienvenidos a los 40): Ligeramente maduritos

Tiempo de lectura: 3 minutos

La factoría Aptow (ya está llegando al medio centenar de producciones entre televisión y cine), viene funcionando muy bien desde hace tiempo, y es la vanguardia americana en el género «comedia agridulce» para adultos jóvenes. Seguramente viste «The 40-year-old-virgin» (aquella divertida y tierna comedia del 2005), a la que siguió, dentro de los destacados de este hombre, «Knocked up» (aquí «Ligeramente embarazada»), dos de los mejores exponentes de las ideas de Judd Aptow en este último tiempo.

Hay que reconocerle que tiene habilidad para retratar parejas y amigos de 30 o más años, en crisis. Se sabe también que le imprime a las sonrisas y su humor a veces escatológico (más en la línea verbal y menos física que Farelly, claro), giros dramáticos y situaciones melancólicas. Vas a reirte cuando elijas una peli suya, pero en su narración, recordá que siempre Aptow elige transformar ese universo en un melodrama rico en apuntes interesantes sobre la edad y experiencia …y que eso no te agarre con la guardia baja.

«This is 40», nuestro título del día,es la continuidad de una historia lateral de «Knocked…» ya que parte de aquella familia que tenía a Katherine Heigl como centro, se despliega aquí (recuerden que ella tenía una hermana)… Debbie (Leslie Mann) es el lazo que une los relatos y el guión propone adentrarnos en los secretos de su matrimonio con Pete (Paul Rudd). Los dos están por cumplir 40, son una pareja de clase media alta americana, con dos hijos, y muchas preguntas sin respuesta… por decir algo. Cada cual está atravesado por cuestiones relacionadas con su género, muy específicas algunas, que a esa edad comienzan a hacer ruido en cualquier sujeto pensante.

Aptow pone en boca de sus personajes cuestiones como el interés sexual, el cansancio del compañero con el correr de los años, la energía que conlleva sostenerse económicamente, las convicciones a la hora de criar a los hijos y la preocupación por la estética y la salud. Estos son los nodos sobre los que gira «Bienvenido a los 40». Hay diálogos divertidos, secuencias en las cuales si tenés la edad en cuestión, conectarás rápidamente; mucha incontinencia verbal, algo de ternura y buena música. De a ratos, la pasás bien en serio. Pero a veces, la película se pone seria y opaca y todo rastro de diversión se dispersa peligrosamente.

Eso sucede porque «This is 40» se queda a mitad de camino. Distinta a sus tres opus anteriores, Aptow no va al hueso de la comedia, sino que pretende integrarla con reflexiones agudas sobre la crisis de las cuatro décadas. Ahí es donde en la butaca, lucimos desconcertados. No es esta una cinta equilibrada. A tono con las cuestiones que angustian a los protagonistas, podemos tomar ciertas cosas con humor, pero algunas, no son tan divertidas.

La pareja central está correcta (Mann tiene un tono de voz que agota, pero quizás sea algo mío que me cuesta seguirla), los secundarios son coloridos (Megan Fox y Jason Segel entre otros familiares pero Melisa Mc Carty se lleva todos los créditos, sobre todo en la secuencia de los créditos finales) y la narración, extensa. Como ejercicio de análisis de las cosas que angustian a las parejas con muchos años juntos, se queda corta. Le falta profundidad. Si la pensás como una comedia pura, adolece del delirio necesario para rankear alto. Ese mix que propone, la deja en una posición a mitad de camino que le quita fuerza al relato. Le reconocemos que es una idea interesante, y si estás predispuesto, quizás te cierra. Mientras más te acerques a los 40, mejor bienvenido serás, sin dudas.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter