trumbo_1_ew

«Trumbo» (Regreso con gloria): de cuando las letras dan la cara

Tiempo de lectura: 5 minutos

trumbo_1_ew

Dalton Trumbo fue uno de los guionistas más importantes del cine clásico hollywoodense, en un momento complicado para ser abiertamente comunista. Cuando Estados Unidos y la Unión Soviética decidieron dividirse el mundo, los grises no sobrevivían.

Es así como a través de esta biopic (película biográfica) se nos revelan las situaciones más impactantes de la Cacería de Brujas de McCarthy en el ambiente artístico. Con una construcción minuciosa de época y un memorable trabajo actoral tanto de Mirren y Branston (ambos nominados en sus categorías en los Premios de la Academia) como de Lane, la película de casi dos horas termina contagiándose del ritmo liviano y lúdico que quiere imponer la música elegida (casi todo jazz instrumental), pero no termina de condecir con la carga emotiva por momentos.

trumbo_2_ew

Me sucedió que ese timing y esa cintura para pasar de la comedia negra al melodrama que tan bien le sale a Bryan, termina no siendo tan claro para el resto del elenco y eso hace decaer el ritmo justo antes del clímax de la historia.

Con una buena dosis de galería de personajes de la industria del momento como ser John Wayne, Kirk Douglas, Otto Preminger entre otros, más fragmentos de los films contemporáneos, la película apunta más que nada, al corazón de los cinéfilos.

Por otro lado, la película no presenta particulares vueltas de tuerca y cae en todos los lugares comunes del género: la lucha, el desgaste de la vida social y familiar, reconocimiento de sus pares, las fotos de archivo con letras blancas sobre la pantalla negra. Nada nuevo bajo el sol. Y por más que no se apunte a ello, parece injusto frente a un personaje como Trumbo y a un actor como Cranston. Siento que se merecían mucho más ambos.

trumbo_3_ew

El guión, a cargo de John Mcmara, quien tiene una larga trayectoria en TV, da un nuevo aire del peso del actor versus el guión y de su exposición pública que pudo haber sido lo más interesante pero que no explota. Justo un escritor hablando de un escritor, ¿No?

El director, Jay Roach, con su trayectoria en comedias, explica un poco de por qué el tono del film no termina de definirse por momentos y por otros pierde ritmo. Si la vas a ver, no te va a decepcionar. Si encima sos amante del cine clásico, te vas a encontrar con homenajes adorables a varios títulos imprescindibles. Encima podés verlo un rato a Goodman que nunca defrauda. El balance no es malo, pero sí tiene gusto a poco, a mitad de camino.

Fue un gran acierto no estrenarla en el conjunto de los films candidatos al Oscar donde iba a pasar sin pena ni gloria. Ahora, al menos, vas a sentir que salís hecho.

Anexo de Crítica por Rolando Gallego

No es la primera vez que el cine norteamericano busca respuestas a uno de los períodos más oscuros de su historia, el de la caza de brujas que en Hollywood se hizo durante la década del 50 del siglo pasado para ver si las influencias “comunistas” continuaban adoctrinando al público, o al menos eso se pensaba.

Así “Regreso con Gloria. (Trumbo)” (USA, 2015), de Jay Roach, reposa su mirada en la vida de Dalton Trumbo (Bryan Cranston), uno de los guionistas más exitosos de la industria, que vio como al abrirse la persecución indiscriminada y pública de los simpatizantes a las ideas de izquierda, su carrea fue sepultada, momentáneamente, y destinada al olvido.

Pese a esto, Trumbo siguió en la clandestinidad en la búsqueda de poder seguir desarrollando su pasión por el cine, dedicándole la mayor parte de su vida a la escritura y terminando por configurar, con la prohibición, algunas salidas que le permitieron continuar con su carrera como escritor de guiones.

trumbo_4_ew

En una primera etapa del filme, mucho más festiva, de celebración al cine, la presentación de Trumbo y su familia, es esencial para que en la segunda etapa, más oscura y depresiva, la amenaza constante sobre él y los suyos sean la guía de la película, para así poder mantener en vilo al espectador para saber qué destino es el que encontrará este revolucionario guionista.

Trumbo era un personaje que no se callaba nunca, y todo aquello que pasaba por su cabeza se transformaba en una lucha por la cual no temía quedar expuesto, y menos aún, exponer las verdaderas intenciones de sus allegados ante cualquier cuestionamiento sobre sus ideas.

“Regreso con Gloria…” el desafortunado título local, revela parte del complejo entramado de situaciones que llevaron a configurar la vuelta de Trumbo al mundo del cine fuera del siniestro mastodonte estatal dedicado a la caza de brujas, el que pudo eludir con habilidad luego de pasar un tiempo tras las rejas.

trumbo_5_ew

El ágil guión de John Mcnamara se apoya en material de archivo, el que, resignificado, además, posibilita el lucimiento absoluto de Cranston, pero también el de participaciones secundarias como la de Hellen Mirren, quien interpreta a Hedda Hooper, la periodista que se encargó de dilapidar la carrera de varios directores, actores y guionistas con su poder, o el de Diane Lane, siempre efectiva y justa, como su esposa, la mujer que lo sostuvo y contuvo a pesar que todos sus amigos, conocidos y jefes le dieran la espalda.

La cuidada reconstrucción de época, desde el vestuario a la utilería, como así también la sobria puesta en escena, son esenciales para poder revisitar una época oscura en las que las listas negras lideraban una industria en apogeo. “Regreso con gloria…” plantea una historia del cine dentro del cine, que necesita ser pensada desde la actualidad porque invita a reflexionar sobre cómo las propias trabas que se imponen a la expresión libre de accionar y pensamiento, y que pueden resentir los cimientos de una cultura.

En el evitar olvidar ese pasado hay también una necesidad por reivindicar su origen, y que exige dejar de mirar hacia otro lado a situaciones que tocan de cerca, aún hoy en día, pese a la innegable experiencia de ya haber pasado por lo mismo y saber que nada bueno surge de eso.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter